Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 13 de enero de 2012

HABILIDADES DEL EMPRENDEDOR II

Dirigir

La dirección es la acción. Has planificado y organizado el trabajo. Ahora debes dirigir a tu equipo para que el trabajo se lleve a cabo. Comienza por asegurarte que el objetivo es claro para todos en el equipo. ¿Saben todos cual es la meta? ¿Tienen todo lo que necesitan (recursos, autoridad, tiempo, etc.) para hacer su parte?
Tira, no empujes
Serás más efectivo dirigiendo al equipo hacia el objetivo si tiras (los lideras) en vez de empujarlos (sentarte y dar órdenes). Quieres motivar a las personas en tu equipo y ayudarlos e inspirarlos.

Control

Algunos autores intentan suavizar esta habilidad llamándola “coordinación” o de formas similares. Yo prefiero el termino más fuerte, control, porque es esencial que el gerente pueda controlar las actividades del equipo.
En los pasos anteriores, has planificado el trabajo, organizado los recursos para hacerlo de la forma más eficiente y dirigida al equipo para que comience el trabajo. En la etapa de control, monitoreas que el trabajo se lleve a cabo. Comparas el progreso actual al plan. Verificas que la organización está trabajando en la forma que diseñaste.
Si todo marcha bien, no necesitas hacer nada más que monitorear. Sin embargo, eso rara vez sucede. Alguien se enferma, la base de datos se atasca, un competidor clave baja sus precios, un incendio destruye el edificio vecino y debes evacuar por varios días, u otros factores impactan tu plan. El paso de control ahora dicta que debes tomar medidas para minimizar el impacto y hacer que las cosas vuelvan al camino correcto tan rápidamente como sea posible,
A menudo esto significa volver a la etapa de planificación y ajustar los planes. A veces puede necesitar un cambio en la organización y tendrás que redirigir a todos hacia nuevos objetivos e inspirarlos. Luego, por supuesto, controlas el nuevo plan y lo ajustas si es necesario. El ciclo continua hasta que completes la tarea.
Herramientas de control para los gerentes
En el paso de control, estableciste normas de rendimiento y calidad y monitoreas para asegurarte de que se cumplan. Existen tantas herramientas disponibles para ti como hay cosas que deben ser monitoreadas.
Herramientas de programación: Una serie de herramientas de software que permiten introducir la planificación y actualizar regularmente el progreso. El software señalara los cambios en la planificación para que puedas tomar acciones correctivas.
Control financiero: Como gerente, generalmente tendrás un presupuesto. Los reportes del departamento de finanzas te informaran como tus gastos (en personas y otros recursos) se ajustan al plan.
Control de personas: Debes asegurarte de que todas las personas en tu equipo se están desempeñando como lo planeado. Si no es así, debes encontrar y arreglar la causa. ¿No entienden el objetivo? ¿No tienen algún recurso o habilidad necesarios? ¿Es la tarea demasiado grande para ellos y necesita ser modificada o asignada a otro recurso? Tu trabajo como gerente significa entregar a los miembros de tu equipo la retroalimentación acerca de cómo su desempeño se ajusta al plan. Cuando no es así, debes tomar medidas correctivas.
Una vez que te has decidido y has dado el salto para empezar tu negocio propio, tienes que decidir qué es lo que tu empresa va a vender.

¿Qué debo vender?

Si te gusta ver programas policiales o leer novelas de misterio, probablemente te sean familiares los tres elementos de un delito: medio, motivo y oportunidad. Por extraño que parezca, estos tres factores son también los elementos más importantes para iniciar un negocio.
Medios: Todos somos buenos en algo. El primer paso al crear tu propia empresa es identificar tu conjunto de habilidades personales y compararlas con un producto o servicio potencial. Algunos negocios requieren un cierto talento innato, como convertirse en un cantante profesional. Otros requieren entrenamiento y habilidades que puede tomar años obtener, como los abogados. Construye una lista de tus habilidades y talentos, incluso los más pequeños. Esas habilidades y talentos entregaran la base para tu nuevo negocio.
El segundo paso es decidir si realmente puedes usar esas habilidades. Si ocurre que eres bueno criando llamas pero no tienes la tierra, el alimento o los recursos para satisfacer esas necesidades, entonces la cría de llamas no es el negocio adecuado para ti. Debes considerar si es que es práctico perseguir tu negocio soñado en este momento. Por supuesto, las circunstancias pueden cambiar en el futuro.
Motivo: Ahora toma la lista de talentos y habilidades que has construido y tacha todo eso que odias hacer, aun eso en lo que sabes que eres bueno y lucrativo. Tu empresa es algo con lo que estarás viviendo y en lo que estarás pensando las 24 horas del día, siete días a la semana por un buen tiempo. Si eres un buen cocinero y sabes cómo hacer dinero con un servicio de catering pero odias cocinar para las fiestas, te sentirás miserable sin importar el éxito que logres.
Por supuesto podrías comenzar un negocio de catering en el que aportes la gestión y tus empleados se dediquen a la cocina, pero en ese caso estarás utilizando tus habilidades de administración y conocimiento de recetas, no la cocina que no te agrada.
Oportunidad: La última cosa a considerar es si es que tienes la oportunidad de vender lo que quieres vender. ¿Existe un mercado para tu producto o servicio? ¿Es algo con lo que podrías ganar el dinero mínimo para mantenerte? Identificar a tus clientes potenciales y decidir la mejor manera de llegar a ellos es crítico para un negocio exitoso, lo que nos lleva a lo siguiente:

¿Cómo lo puedo vender?

Te has decidido por el mejor producto o servicio que ofrecer. Ahora necesitas identificar tu mercado objetivo y elegir un canal o canales de ventas para alcanzarlo.
Ventas por teléfono
Probablemente el método más barato y sencillo para comenzar, dado que todo lo que necesitas es una lista de números y un teléfono. Necesitaras comenzar obteniendo algunas pistas. Mientras más calificada sea tu lista, más efectivas serán tus llamadas. Sin embargo, incluso una lista pobre puede ser efectiva si es que haces las suficientes llamadas.

Ventas por Internet
Los sitios web son una herramienta crítica para los negocios de cualquier tamaño. Tener un website efectivo puede ser costos en términos de tiempo y dinero. Sin embargo, existen varias compañías que ofrecen hosting gratis y herramientas fáciles de utilizar para tener un website básico.

Correo directo

Tener un buen paquete de correo directo, tener una lista de clientes probables e imprimir y enviar las cartas es la opción más cara de todas, pero puede significar retornos sustanciales. Con un paquete de correo directo puedes alcanzar miles e incluso millones de posibles clientes a la vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario